LA PASIÓN SEGÚN BERENICE

Fotografía de Sensacine




Un mundo sin sentido. Colores de paisajes que mascullan, que presagian una patética "normalidad". Un hombre "práctico" (casi más patético que el colorido paisaje), una mujer en busca de la aventura que ponga fin a esa monotonía. Pero ¡Cuidado! Cuidado, porque para ella no hay un "NO" que valga. El FUEGO es su arma. 




 Corre el año de 1976, yo muy pequeñita. Y siguen saliendo nombres como este, 

LA PASIÓN SEGÚN BERENICE


Y en mi cabecita traspasan los rayos de lo prohibido, de lo pecaminoso, de lo que debe mantenerse lejos de todo pequeño y todo ser que se diga "de bien". Donde lo llamativo es que "hay un desnudo", en vez de lo recalcitrante de la trama. 


Pasan los años, muchos ya.

Y viene a mi encuentro,

O voy yo a su encuentro

La cosa es que nos fusionamos y surgen en mí interrogantes, como siempre. De todo tipo, un rompecabezas al que siempre he tratado de conocer como VIVIR, maquinar para enredar y desenredar. Y resulta que ni lo uno ni lo otro, la madeja ahí está y sólo me corresponde, seguir maquinado para que por nada de este mundo se me pase de largo.

El mundo, sí, el mundo no se me pase de largo. El mundo carga a la vida, individual y colectiva, de uno y de todos y de tantos!


Un mundo aparentemente normal y hasta tranquilo, sí. Hasta calmado. En Aguascalientes... A propósito creo yo el nombre del lugar donde parece no pasar nada y donde un armario conocido como "cuerpo" alberga TODO, todo lo que allí nadie diría que podría suceder. Un acontecer diario tranquilo, una rutina en las calles, en las casas, en lo cotidiano. Paz en un pueblo, locura en un alma.


Berenice es enigmática, contradictoria, malvada, traicionera, ensimismada con sus propias razones (quizá obscuras para ella). Cada mirada, cada expresión, sobresalta. En un principio pareciera alguien que quiere salir de esa sobriedad para pasar a una aventura loca, inextinguible. Lo único que le daría... ¿Sentido? ¿Buscaría o pretendería dar con un "sentido"? Hay que descubrirlo, o preguntar a esa proyección qué tanto había en esas expresiones: ojos fríos, serios. Sonrisa ríspida, un "amoldarse" en eso que se le presenta después de su viudez: la casa de la madrina. Una madrina que se dedica a la usura hasta en su lecho de muerte. Berenice la odia junto a todo lo que ella representa. Convive sin remedio, hipócritamente le procura algún cuidado... Alguno nomás.

Se dice que Berenice mató a su marido, con fuego. En su cara hay una marca que ella disimula y pasa desapercibida entre sus extrañas miradas, entre esas expresiones casi fatídicas. Ella lo niega, y tan pronto llega al pueblo el hijo del que fuera médico de su madrina, se ¿Enamora? de él. O de lo que puede representar para ella: un adiós a una monotonía, una tregua a la amargura. Para él, es sólo un pasatiempo.

Pero hay que tener cuidado con Berenice y todo lo que ella viene cargando, quizás desde antes de nacer: el FUEGO, con el que ella juega con mirada perversa y desafiante, es su aliado y es ella misma. Cuando todo a sus pies se hunde, llena la cama de la madrina moribunda con sus pagarés tan preciados, con letras y números que indican cobros a realizar, dinero y condiciones muy bien armados, pendientes ¡hasta en sus últimos días! Pero Berenice les prende fuego. Comienza todo a arder y ella lo mira con indiferencia.



Cubre su cuerpo con una manta que la protegería del friecillo nocturno y sale por la puerta dejando todo, incluso el coche que pudo comprar con el préstamo de la madrina. Camina sin mirar atrás con esa misma expresión profundamente indescifrable, mientras las llamas crecen, y crecen, y crecen...



Guionistas son Jaime Humberto Hermosillo y José Emilio Pacheco. Ambos, extraordinarios. 

La actriz Marta Navarro gana un Ariel a la mejor actuación femenina. Protagoniza junto con Pedro Armendáriz. 

     -Una más de cine mexicano. -




Comentarios

  1. Hola, Maty, una película que tiene que tener un fondo alucinante, vamos, unas reflexiones que marcarán mucho, seguro. Gracias por mostrarla.
    Un abrazo. :)

    ResponderBorrar
  2. Ésta no la he visto Maty, pero con esta reseña tuya, se antoja. Hay muy buenas pelis mexicanas nomás que creo que no tienen mucha difusión. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es Ana, y esta es de tiempos remotos, ya llamada "cine de culto". Muchas gracias! Un abrazo

      Borrar
  3. Las dificultades de una mujer viuda en una sociedad que la mira con malos ojos. Un abrazo Maty.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y en esta ocasión ella da motivos, Federico. Es de mala entraña. Muchas gracias, un abrazo 🤗

      Borrar
  4. Película de la edad dorada del cine mexicano, quizás ya no con la extensa producción de las décadas anteriores, en los 60 y 70 México tiene verdaderas joyas del cine, y esta parece ser una de ellas. La reseña seduce a verla. Gracias por escribirla. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nicolás, agradezco tu visita y comentario. Sí, es una gran película que armó debates en ese tiempo. Saludos!

      Borrar
  5. Hola Maty, no he visto la película, pero con la reseña que has hecho invita a verla. Gracias. Un abrazo

    ResponderBorrar
  6. Así es Maty una extraña y muy buena película de ese cine mexicano, que no siempre se le aprecia y que guarda cientos de excelentes películas en todas sus épocas, solo hay que buscarlas y sentarse a mirarlas. Gracias por traerla, abrazo grande Themis

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

VÁLVULA DE ESCAPE