ESE DÍA SUPE



Era de noche y la obscuridad hacía lo suyo... Iluminaba a la luz de la canción, aquella canción... El destello fue de impacto. 


Así fue por horas, por días, por semanas y aún han pasado todos los años y toda la vida y


Esas noches supe

Lo mucho que podía amar

La inmensidad de ese Cielo

Ese Cielo de todos los colores


Esa música se clavó para no irse nunca


No importa que él no supo lo que era la vida

Ni lo mucho que me gustaba lo que ella me enseñaba

No le importó siquiera ...

No importa que nunca fue capaz de nada

Aunque pretendiera serlo 

No importa

No importa que él fue un asesino.

Yo, estoy viva. 

Y la música, soy yo.

Comentarios

  1. Muy sentido escrito Maty, hay cosas que nos pretenden robar todo lo que nos es querido o importante, pero al final no prevalecen. Abrazos.

    ResponderBorrar
  2. Hola, Maty, muy bonito y cierto, tan cierto como la vida misma y que tendríamos tener siempre presente y que, a veces, por desgracia, olvidamos. Como te ha dicho Alberto, sigue sonando y soñando...
    Abrazos. :)

    ResponderBorrar
  3. "Y la música, soy yo." Muy bello verso para un final de aceptación, donde el ritmo, el movimiento nos pertenecen y no hay que cederlo, disfrutar el de otros es una cosa, abandonar el nuestro eso es una tragedia. Gracias Maty por estas palabras que sirven para que no nos olvidemos de nosotros mismos. Abrazo bien grande, Themis

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Themis por tus palabras, que son entendimiento completo a lo que pensamos y sentimos ambas. Un gran abrazo.

      Borrar
  4. Me gusta mucho la relación de la música con la vida. Un abrazo Maty y buen fin de semana.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias siempre Federico. Sí, qué sería de nosotros sin la música! Buen fin de semana para ti también, un abrazo.

      Borrar
  5. Hola Maty, sin duda eres música para la vida porque desprendes tanta empatía en cada uno de tus escritos que nos arrastras por un mundo de sensaciones que irremediablemente nos hacen reflexionar.
    Sigue siendo música para que te podamos admirar.
    Un fuerte abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nuria, pero qué palabras tan lindas me dedicas! Lo agradezco de veras. Un abrazo gigante❤️🌹

      Borrar
  6. Tus palabras son una reflexión que nos lleva a creer más en nosotros mismos y perseverar en ese credo para poder sobrevivir. En efecto, la música somos nosotros, no debemos permitir que influencias externas nos dominen. Somos los únicos dueños de nuestra voluntad.
    Un bello escrito que agradezco lo hayas traído hasta aquí porque me he deleitado con él.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

VÁLVULA DE ESCAPE